miércoles, 18 de abril de 2012

Porque sueño...



Su nombre es Paula Domínguez, tiene 35 años y aunque es asturiana lleva mucho tiempo viviendo en Madrid, donde lleguo hace más de 15 años para realizar la carrera de Comunicación Audiovisual, así que sus estudios, al igual que sus anteriores trabajos, han estado muy alejados de la ilustración.


Siempre se ha sentido atraída por el mundo del diseño y la creatividad en todas sus vertientes, pero no fue hasta hace unos 2 años y medio cuando empezó a experimentar, casi por casualidad, con la ilustración, descubriendo la faceta creativa que realmente más le satisface, y en la que se siente más cómoda. Confiesa que no ha recibido ningún tipo de formación en este campo, por lo que podría decirse que es autodidacta, así que cada día descubre cosas nuevas y aún le queda mucho por aprender y desarrollar, pero también cree que esto puede haberle ayudado a tener un estilo propio. De pequeña si que le gustaba mucho dibujar, pero luego abandonó totalmente esta afición, así que ahora está realmente contenta de haber retomado esa pequeña pasión infantil, y ha descubierto que nunca es tarde para encauzar el camino.


A la hora de crear una obra se inspira simplemente en lo que le gusta o atrae de algún modo, en lo que le hace sentir, ya sea el pasaje de un libro, el personaje de una película, la melodía de una canción… En muchas de sus ilustraciones aparecen personajes de los cuentos de la infancia reinterpretados desde su visión personal de adulta, aunque también la pasión, la muerte, la nostalgia y la tristeza están muy presentes. Son dibujos que salen de su interior, de los sentimientos y emociones, y aunque no le gusta buscar definiciones, se puede decir que tienen una estética entre naïf y gótica, casi siempre con un aire melancólico. 

 

En cuanto a su técnica, trabaja la base de las ilustraciones sobre papel, con lápiz y tinta, para luego escanearlo y poder trabajar sobre ello con la tableta gráfica y Photoshop, donde doy el color, las sombras, texturas, etc.

Además de asistir a numerosos showrooms y ferias de nuevos diseñadores, ha participado en varias exposiciones en distintos centros culturales y ayuntamientos, y en abril de 2011 se publicó el primer libro ilustrado por ella, Cuentos Clásicos Infantiles ilustrados por Paula Domínguez, de la Editorial Pirueta.


La marca Porque sueño… empezó a funcionar hace unos 3 años y medio, y a lo largo de este tiempo ha ido evolucionando hasta encontrar su hueco. En sus inicios se dedicaba más a la elaboración artesanal de complementos, broches, pendientes, collares, tocados… realizados con distintos materiales.  

Hará alrededor de dos años se incorporó a Porque sueño… Iván Carrillo. Hoy por hoy Iván es el otro pilar fundamental de la marca, se encarga más del tema comercial, la gestión de pedidos, el trato con tiendas y proveedores, y también de la promoción y el diseño de productos.


Actualmente Porque sueño… se basa totalmente en la ilustración, que hacen llegar al público en forma de láminas y lienzos, o plasmadas en camisetas, chapas, espejos, libretas, colgantes, etc… También han diseñado una colección de vestidos ilustrados, y para este año tienen muchos proyectos nuevos en mente.

Una curiosidad: el nombre de Porque sueño… procede de una inolvidable frase de una de sus películas favoritas, Leolo:


  “Porque sueño…sé que no lo estoy…”


Si alguien quiere ver sus diseños o adquirir alguno de sus productos, puede hacerlo a través de:
-          corazonhadamadrina@hotmail.com


1 comentario:

  1. Increible! Me encanto todo ^_^, gracias por darla a conocer =)

    ResponderEliminar